Banner

El gas natural

El gas natural es un gas combustible que se obtiene del interior de la corteza terrestre y se encuentra mezclado, normalmente, con el petróleo o bien sólo en yacimientos separados. La manera más común en que se encuentra este combustible en la naturaleza, es en “bolsas de gas”, bajo tierra atrapado entre el petróleo y una capa rocosa impermeable, cubiertas por capas impermeables que impiden su salida hacia el exterior. 

Tal como se extrae de los yacimientos, el gas natural es un producto incoloro e inodoro, no tóxico y más ligero que el aire.  

El gas natural es un combustible fósil catalogado como una de las fuentes de energía más limpia, segura y útil. Típicamente esta compuesto de metano (95%), etano, propano y otros compuestos mas pesados.  

La composición química del gas es la razón de su amplia aceptación como el más limpio de los combustibles fósiles. El hecho de que se trate de un gas favorece su mezcla con aire siendo más fácil su posterior combustión y ofreciendo mayor flexibilidad que otros combustibles fósiles. Estas ventajas naturales pueden ser aumentadas ya que la tecnología del gas natural ofrece considerables potenciales de ahorro de energía por su gran rendimiento.

Las ventajas medioambientales del gas natural, su uso altamente eficiente, su precio competitivo y sus grandes reservas mundiales, hacen de esta fuente de energía una forma ideal para satisfacer la futura demanda energética, bajo las bases de un crecimiento sostenible.